El agujero de ozono sobre la Antártida podría curarse por completo para 2066, dice la ONU

(DENVER) — Protección de la Tierra capa de ozono se está curando lenta pero notablemente a un ritmo que repararía por completo el agujero sobre la Antártida en unos 43 años, según un nuevo informe de las Naciones Unidas.

Una vez cada cuatro años evaluación científica encontró recuperación en progreso, más de 35 años después todas las naciones del mundo estuvieron de acuerdo para dejar de producir productos químicos que muerden la capa de ozono en la atmósfera de la Tierra que protege al planeta de la radiación dañina relacionada con el cáncer de piel, las cataratas y el daño a los cultivos.

“En la estratosfera superior y en el agujero de ozono vemos que las cosas mejoran”, dijo Paul Newman, copresidente de la evaluación científica.

El progreso es lento, según el informe presentado el lunes en la convención de la Sociedad Meteorológica Estadounidense en Denver. La cantidad promedio global de ozono a 18 millas (30 kilómetros) de altura en la atmósfera no volverá a los niveles previos al adelgazamiento de 1980 hasta alrededor de 2040, según el informe. Y no volverá a la normalidad en el Ártico hasta 2045.

Antártidadonde es tan delgada que hay un agujero gigante anual en la capa, no se reparará por completo hasta 2066, según el informe.

Los científicos y los defensores del medio ambiente de todo el mundo han elogiado durante mucho tiempo los esfuerzos para curar el agujero de ozono, que surgieron de un acuerdo de 1987 llamado Protocolo de Montreal que prohibió una clase de productos químicos que se usan a menudo en refrigerantes y aerosoles, como una de las mayores victorias ecológicas para la humanidad. .

“La acción del ozono sienta un precedente para la acción climática. Nuestro éxito en la eliminación gradual de los productos químicos que consumen ozono nos muestra lo que se puede y se debe hacer, con carácter de urgencia, para alejarse de los combustibles fósiles, reducir los gases de efecto invernadero y, por lo tanto, limitar el aumento de la temperatura”, Secretario General de la Organización Meteorológica Mundial, Prof. Petteri dijo Taalas en un comunicado.

Se informaron signos de curación hace cuatro años, pero fueron leves y más preliminares. “Esas cifras de recuperación se han solidificado mucho”, dijo Newman.

Los dos principales químicos que destruyen el ozono se encuentran en niveles más bajos en la atmósfera, dijo Newman, científico jefe de la Tierra en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA. Los niveles de cloro han bajado un 11,5% desde que alcanzaron su punto máximo en 1993 y el bromo, que es más eficiente para consumir ozono pero se encuentra en niveles más bajos en el aire, cayó un 14,5% desde su punto máximo en 1999, según el informe.

Que los niveles de bromo y cloro “dejen de crecer y estén bajando es un testimonio real de la efectividad del Protocolo de Montreal”, dijo Newman.

Los patrones climáticos naturales en la Antártida también afectan los niveles de los agujeros de ozono, que alcanzan su punto máximo en el otoño. Y en los últimos dos años, los agujeros han sido un poco más grandes debido a eso, pero la tendencia general es de curación, dijo Newman.

Esto está “salvando a 2 millones de personas cada año del cáncer de piel”, dijo la directora del Programa Ambiental de las Naciones Unidas, Inger Andersen, a The Associated Press a principios de este año en un correo electrónico.

Hace unos años, las emisiones de uno de los productos químicos prohibidos, el clorofluorocarbono-11 (CFC-11), dejaron de disminuir y aumentaron. Se detectaron emisiones no autorizadas en parte de China, pero ahora han vuelto a donde se esperaban, dijo Newman.

Una tercera generación de esos productos químicos, llamada HFC, fue prohibida hace algunos años no porque se comería la capa de ozono sino porque es un gas de efecto invernadero que atrapa el calor. El nuevo informe dice que la prohibición evitaría de 0,5 a 0,9 grados (0,3 a 0,5 grados Celsius) de calentamiento adicional.

El informe también advirtió que los esfuerzos para enfriar artificialmente el planeta poniendo aerosoles en la atmósfera para reflejar la luz del sol reducirían la capa de ozono hasta en un 20% en la Antártida.

Más lecturas obligadas de TIME


Contáctenos a cartas@tiempo.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *