Néstor Lorenzo: balance de su comienzo con la Selección Colombia – Fútbol Internacional – Deportes

Paso el Mundial de Catar 2022 y en Colombia aún no se supera la resaca de no haber clasificado a la Copa del Mundo. La eliminación trajo consecuencias: la salida de Reinaldo Rueda y el regreso del argentino Néstor Lorenzo, ahora como cabeza principal, tras haber sido asistente de José Pékerman durante siete años.

Lorenzo dirigió tres partidos con la Selección. Uno de ellos pasó casi inadvertido, a horas de que comenzara la Copa del Mundo, contra Paraguay. Si bien el equipo ganó los tres encuentros, hubo dudas sobre el rendimiento en general, aunque el proceso apenas comienza.

El DT argentino apeló a la base histórica de la Selección, encabezada por referentes como David Ospina, James Rodríguez, Radamel Falcao García y Juan Guillermo Cuadrado, y fue integrando algunos jugadores jóvenes.

“El balance creo que es muy positivo. Más allá de los resultados, es el inicio de un proceso en el que creo que los jugadores están convencidos del a idea que estamos proponiendo, el armado de un grupo fuerte, un equipo competitivo que vaya a disputar todos los compromisos que tiene y con un 2023 que será muy importante”, dijo Lorenzo en una autoentrevista enviada por la oficina de prensa de la Federación Colombiana de Fútbol.

Por qué sigue llamando a los veteranos de la Selección

A Lorenzo le han criticado haber mantenido la base, a pesar de que varios jugadores, por edad, no alcanzarían a llegar al Mundial de 2026 en Estados Unidos, México y Canadá. Lorenzo defendió su idea.

Foto:

Federacion Colombiana de Futbol

“Los que tenemos muchos años en el fútbol sabemos que en un plantel son importantes los jóvenes por su energía, su frescura, su capacidad, pero también los viejos por su experiencia, por su manera de manejar los tiempos. (Ángel) Labruna decía que los chicos ganan partidos y los grandes ganan campeonatos. Yo tuve la experiencia en Argentinos Juniors de estar en un plantel ganador de campeonatos, yo era un chico suplente, pero con jugadores de 34, 35 años como Olguín, Vidallé, Pavoni, Lemme, JJ López, Morete. Cuando llegaron, dijeron ‘Mirá a Labruna, mirá los viejos que trae de River’, pero fueron los que marcaron las bases para ganar, junto con los jóvenes que salieron como Batista, Borghi, el Panza Videla”, dijo.

“Se debe aprovechar la experiencia de los que están físicamente para competir. Ellos saben que tienen una responsabilidad mayor, por lo que hicieron, la fama, lo que ganaron. Ellos la asumen, es parte del compromiso que adquirimos”, agregó.

A la pregunta de si le había sorprendido algo de la Selección, Lorenzo respondió: “De pronto los jugadores jóvenes, con mucha capacidad, lo que nos da esperanza. El compromiso de los grandes, que, a pesar de conocerlos, había que estar en la situación y ninguno dudó en venir en sus vacaciones a jugar para Colombia. Al contrario, pidieron estar. Eso me sorprende, pero sí me agrada”.

Lorenzo se refirió a la relación que tiene con los técnicos de las selecciones menores: Héctor Cárdenas, en la Sub-20; Juan Carlos Ramírez, en la Sub-17, y Jorge Serna, en la Sub-15.

Héctor Cárdenas, técnico de la Selección Colombia. Sub-20.

Foto:

Marcial Guillén. Efe

“Charlamos mucho con los cuerpos técnicos, acá nos cruzamos y tenemos muy buena relación. La idea es que con el tiempo se arme un proyecto de Selección que sea estable, que tenga unas estructuras sólidas y se busque un jugador con continuidad de proceso de Selección, que los que están hoy en la Sub-15 estén en 8, 10 años en selección mayor. Hay que trabajar con una metodología uniforme”, expresó.

Lorenzo cree que el equipo, poco a poco, va agarrando la idea que quiere. “De los muchachos que conocían, que son menos de la mitad del grupo, eso nos ayudó para bajar la línea de lo que proponemos. Es la credibilidad cuando viene un proceso así, con los directores compañeros de empresa que son los jugadores, que son los que deben asumir la responsabilidad, ese compromiso. Recibí una buena respuesta hasta el momento y creo que vamos a seguir creciendo en todo sentido”, dijo.

El DT ha tenido contacto con varios de los entrenadores de la Liga local. “Con los técnicos que hablé hemos coincidido en muchos puntos. Creo que hay una parte muy importante en la formación que debemos mejorar en todo sentido, en lo táctico, lo técnico, la formación, los datos de rendimiento. Sabemos que los clubes deben invertir en ese sentido para sacar un jugador formado de la mejor manera. Todo se irá haciendo de a poco y que todos podamos ir en el mismo sentido, lo que haya que ayudar lo haremos”, aseguró.

Lorenzo se refirió a las críticas. “A mí no me enseñaron a decir lo que hago bien. Uno trabaja y lo hace para obtener resultados, pero si me detengo a contestar cada crítica, pierdo el foco. Me parece que la idea es trabajar con una idea, con el corazón, y sabiendo que la recompensa va a llegar, el trabajo siempre paga. Las críticas las acepto, las constructivas las acepto con una mirada más flexible”.

Sobre el regreso del consejero Marcelo Roffé al cuerpo técnico, tras haber estado en la época de Pékerman, Lorenzo dijo: “La parte mental es importante en la competencia actual. Por eso se trabaja con un psicólogo deportivo que es especialista, que ya nos acompañó, que es Marcelo Roffé. La parte física, la táctica, la mental, me parece importante para afrontar la competencia y los distintos escenarios que derivan de ella, antes y después”.

Marcelo Roffé, psicólogo (tercero de izq. a der.).

Lorenzo dio a entender que la eliminatoria comenzará en junio de 2023 y no en marzo, por lo cual le queda una fecha Fifa para seguir probando.

“En principio tenemos una sola fecha amistosa, que es en marzo, las eliminatorias empezarían en junio. Estamos viendo en tener partidos que nos ayudan a programar los compromisos que vienen. En enero viene el Suramericano Sub-20, después Toulon en junio con la Sub-23, que, que si bien se cruza con eliminatoria vamos a estar pendientes de eso, hay jugadores de proceso de selección ahí y nos parece importante estar cerca de esa selección. Mucho trabajo, viene un año duro, si las fechas lo permiten hacer microciclos con esa Sub-23, que serán el recambio de la Selección y queremos estar ahí. Y luego la eliminatoria, que va a ser durísima, debemos afianzar el equipo para que sea difícil venir a jugar a Barranquilla, preparar el equipo físico y mentalmente”, explicó.

DEPORTE

Más noticias de Deportes