Centro paceño colapsa y se paraliza debido a marchas y bloqueos

Al menos tres manifestaciones llegaron y colapsaron al centro de La Paz generando caos vehicular. Por un lado, cooperativistas mineros marcharon desde el Cementerio General para exigir el cumplimiento de su pliego petitorio. Por otro, maestros piden la liberación de sus dirigentes quienes fueron aprehendidos el pasado viernes y personas con discapacidad demandan la renuncia de Marina Trocha.

Tras llegar al centro paceño, miles de mineros pertenecientes a asociaciones afiliadas a la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas del Norte de La Paz (Fecoman LP) y a la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas (Ferreco) bloquearon en distintos puntos de la urbe paceña con el propósito de que el Gobierno central atienda sus demandas.

Entre los pedidos está la aprobación del régimen tributario del oro, seguridad jurídica contra los avasallamientos y la obtención de la personería jurídica de la Federación de Cooperativas Auríferas de Bolivia (Fecmabol).

“Un año y dos meses estamos en nuestras mesas de trabajo, y la semana pasada con la última propuesta que hizo nuestro ministro de Economía de su presupuesto plano ha puesto en disconformidad a las cooperativas por el porcentaje planteado por ellos” señaló el presidente de la Ferreco, Eloy Sirpa.

Asimismo, la Federación de Maestros Urbanos, luego de protagonizar una marcha, se dio cita en puertas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, para pedir la liberación de sus dirigentes; entre ellos, José Luis Álvarez. Horas más tarde, también protestaron en puertas del tribunal Departamental de Justicia, donde se llevaba a cabo la audiencia cautelar de sus compañeros.

El dirigente de la Federación Departamental de Maestros Rurales de La Paz, René Pardo, informó que realizaron un paro de 24 horas con suspensión de actividades escolares, en demanda a que el Ministerio de Trabajo reconozca la dirigencia de ese sector y que dejen en libertad pura y simple a los cuatro detenidos.

Apuntó que de no ser escuchados se radicalizarán las medidas de presión hasta que se atienda sus peticiones. No se descarta dictar paro de 48 horas, luego de 72 o más, aunque eso dependerá de una asamblea.

Otro sector movilizado fue la Asociación de Discapacitados de La Paz, cuyos afiliados recorrieron por calles y avenidas del centro de la ciudad, en rechazo de la modificación en la calificación de discapacidad por el Servicio Departamental de Salud (Sedes).