Liverpool, con Luis Díaz, venció a Aston Villa en la Premier League – Fútbol Internacional – Deportes


Otra vez se lució Luis Díaz. Esta vez no hizo gol, esta vez no tuvo tanta participación, pero le bastó un momento de lucidez para tirar un centro perfecto para Mané y sacar del atolladero al Liverpool, que con ese gol se impuso 1-2 al Aston Villa, para seguir a la feroz caza del Manchester City, que juega el miércoles.

Liverpool parecía que volvía a confundirse, como le pasó el fin de semana. Una extraña nebulosa le cubrió el panorama en buena parte del partido.

No fue el Liverpool contundente y letal que se le conoce. Pero fue un Liverpool efectivo, ya estas alturas del campeonato, en la recta final, no necesitaba brillo sino puntos.

Recibió un gol de esos que llaman de camerino, a los 3 minutos, y de inmediato reaccionó y logro el empate.

Luis Díaz no lo hizo mal, pero lo hizo diferente, y básicamente porque su ubicación en la cancha fue al revés, al otro lado, lejos de la zona que domina. Le tocó, ante la suplencia de Salah, juega a la derecha. Y allí no lució igual. No tuvo zona de remate, no tuvo ruta de escape.

Y con todo y eso, Díaz se rebuscó su brillo. Aunque para ello le tocó liberarse y buscar la pelota hacia la mitad. A veces incluso apareció en la izquierda para hacer lo que mejor sabe.

El gol del Aston Villa llegó en un centro al área, donde los defensores del Liverpool terminaron en el piso viendo desde abajo como el brasileño Luiz se levantó y de cabeza fusilaba al portero Alisson, que dio rebote, Luiz retomó el balón y adentro.

La emoción en el Aston Villa demoró 3 minutos. Porque Liverpool reaccionó con urgencia. El gol lo gestaron los defensores, Van Dijk de asistidor y Matip de goleador.

Mané tuvo una oportunidad de cabeza y falló. Díaz no tuvo opción. Jota no se notó. Liverpool carecía del peso que suele tener arriba.

Apareció Díaz

Hasta que despertó. Mané recuperó la eficacia. Al minuto 64 Díaz apareció en la izquierda, donde debe estar, y su centro a Mané fue contundente. Mané anotó de cabeza el segundo, el de la victoria.

A los 71 minutos se le acabó el partido a Díaz. Se fue con la cabeza en alto, como siempre, porque de sus pies nació el tanto del triunfo. Así que el colombiano no pierde la costumbre, no deja de brillar. Y Liverpool, acosa al Manchester City, que jugará este miércoles contra el Wolverhampton. Por ahora, ambos tienen 86 puntos.

DEPORTES

Más noticias de deportes