Es acusado por los delitos de uso indebido de influencias e incumplimiento de deberes. Desde las primeras horas de la tarde prestó declaraciones sobre su accionar en este caso y cerca de las 23.00 fue sacado de las oficinas de la Fiscalía rumbo a las celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC). Defensa Su abogado, Luis Fernando Roca, cuestionó la decisión fiscal y aseguró que su cliente solo cumplió con sus obligaciones y que no tiene nada que ver en la compra de los equipos españoles. Pareja envió a la canciller Karen Longaric, horas antes de concretarse la compra, una reporte sobre lo actuado y donde habla de una oferta con menor precio al de la intermediaria IME Consulting, que compró los equipos de la fábrica GPAinnova. Longaric explicó que esa carta no se le entregó y que el personal que no cumplió con esa tarea fue sancionado. El cónsul prestó un informe a la Cancillería y fue citado en calidad de testigo por la Fiscalía. Roca denunció que de forma sorpresiva la Fiscalía cambió la figura legal de su cliente de “testigo ha sindicado”.