Políticos deben respetar la institucionalidad democrática

La lucha del pueblo boliviano, emprendida a partir de los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016 en el país, dejó un claro mensaje a los políticos y ciudadanía en general: “Se debe respetar la institucionalidad democrática de Bolivia”, lo que implica que en futuros procesos eleccionarios los partidos políticos, protagonistas, además del pueblo en general, deben asumir su papel con mayor responsabilidad, según criterios expresados por el exdefensor del Pueblo Rolando Villena y otros actores de la política boliviana.

El trabajo colectivo a nivel nacional realizado desde hace cuatro años, con la defensa de los resultados del referéndum del 21F, permitió recuperar la democracia y vivir el ambiente que hoy se siente en Bolivia, esto hace que otra vez estemos en un proceso de reconstrucción de la institucionalidad democrática, dijo Villena en contacto con EL DIARIO.

En palabras del exdefensor del Pueblo, los resultados del referéndum de 2016 fue la respuesta a una pregunta planteada por decisión propia del entonces Presidente de Bolivia (Evo Morales) y recibió a cambio una señal contundente, 51.3 % del electorado le dijo que no. Fue esa decisión la que inicio con la lucha de plataformas ciudadanas que pedían el respeto a la norma y la institucionalidad.

Precisó que “sobre la base de la decisión del pueblo se construye el sistema democrático, los que defienden este sistema deben profundizarlo y es precisamente desde el gobierno” y no lo contrario. Añadió que “la institucionalidad democrática es lo que ha estado de por medio en estas situaciones en las que un gobierno”.

Sobre las responsabilidades que cargan las agrupaciones políticas y sus estructuras organizacionales, Villena observa fallas y falta de aprendizaje de las situaciones generadas por las luchas ciudadanas, calificándolas como un sector que en la actualidad se encuentra en decadencia. “Es una enorme responsabilidad, los partidos políticos parece ser que no están asimilando toda la sabiduría que el pueblo está construyendo, porque si así fuera hubieran tomado ya decisiones para democratizar sus partidos políticos, y no lo han hecho”, manifestó.

ADMINISTRACIÓN DE PODER

La asambleísta departamental Vilma Magne puntualizó que ningún gobernante o autoridad, en adelante, deberá tratar de burlar las normativas establecidas para sacar beneficio a su favor, por lo que dijo que en la vida hay que saber administrar el poder y no hacer uso de este.

Según sus apreciaciones, recuperar la institucionalidad podría demandarle al país, todavía un tiempo, dado el daño que el pasado mandato le hizo durante los últimos 14 años. “Los objetivos son seguir avanzando en la lucha contra la corrupción, la impunidad y promover el respeto a las instituciones con todas sus normativas en pro de lograr tener un país mucho más justo” señaló.

Otras figuras como el rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) y miembro del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade) Waldo Albarracín, en discursos reivindicativos por el 21F, dijo que de ahora en adelante queda velar que el proceso de recuperación de la democracia llegue a buen puerto con el establecimiento de un nuevo gobierno legítimo, elegido en fiel cumplimiento de la normativa.

CIUDADANÍA

En cuanto a las lecciones que deben ser aprendidas por la ciudadanía, Waldo Albarracín dijo que “la democracia es un proceso de participación permanente, no confundamos la democracia ni la reduzcamos al mero acto o a la mera acción eleccionaria, no creamos que estamos haciendo democracia solamente con sufragar cada cinco años”, mencionó en torno al acompañamiento que el ciudadano debe realizar a modo de fiscalizar a los que fueron elegidos como gobernantes y denunciar los abusos en los que estos puedan incurrir.

Manifestó que la necesidad de hacer democracia, desde la forma de vivir de cada quien, en el sistema educativo, la crianza de los hijos, en los hogares, en el trabajo, la gestión publica, empresas privadas, etc. Todas estas tienen mucho que ver con aprender a hacer rendición de cuentas en un sistema democrático, pues estas no se las hacen a una persona en particular que ostenta todos los poderes, sino que se hacen ante el pueblo.

Al respecto, la asambleísta Magne considera que la ciudadanía está en la obligación de acompañar los procesos electorales y constituirse en fiel defensor de la institucionalidad desde donde sus posibilidades le permitan.

Al finalizar el análisis respeto a la institucionalidad, y en relación a futuros procesos eleccionarios de la vida democrática del Estado, Villena enfatizó que “la única forma de hacer democracia, desde ahora, es ser transparentes”.