No permitirán asentamientos en las riberas del río Taquiña

“No se permitirán más asentamientos en las riberas del río Taquiña”, puntualizó ayer la presidente constitucional del Estado, Jeanine Añez Chávez, luego de participar del gabinete realizado en Tiquipaya, quien explicó que esta medida será para prevenir futuros desastres similares a la mazamorra, ocurrida hace cuatro días en esa localidad.

Este minigabinete fue convocado para analizar soluciones inmediatas para atender a los damnificados por el desborde de este río que en el año 2016 presentó el mismo problema y las autoridades del anterior gobierno no tomaron medidas para prevenir que esta situación se repita.

En reunión de la Presidenta y parte del gabinete de ministros en el municipio de Tiquipaya, Cochabamba, se determinó la creación de la Autoridad Departamental de Cuencas, la prohibición de asentamientos ilegales en los lechos de los ríos y franjas de seguridad e intensificar la reforestación.

“Sabemos que el dolor ha sido grande, lo entiendo como presidenta, pero insisto más lo entiendo como mujer y como madre, porque es terrible ver sufrir a sus hijos, ver las caras de desesperación cuando están con sus hijos en brazos y nos dicen ‘lo hemos perdido todo’ créanme que duele y duele mucho”, indicó en conferencia de prensa en el Centro de Eventos y Convenciones “El Portal”.

Explicó también que entre las medidas dispuestas frente a lo ocurrido se encuentra la creación de la Autoridad Departamental de Cuencas, que fue un pedido generalizado, entidad que se encargará del manejo integral de las cuencas en el departamento de Cochabamba y en particular de la de Taquiña cuyo rebalse ocasionó la “tragedia” en Tiquipaya.

Con esa finalidad se destinarán todos los recursos necesarios y estará acompañada también por el relevamiento de obras civiles que den “tranquilidad a los cochabambinos” y eviten que se repita lo ocurrido en la zona.

Asimismo, dijo que se determinó prohibir los asentamientos ilegales al borde de los ríos y torrenteras, para no tener que lamentar lo que en la actualidad se está viviendo.

“No se pueden permitir asentamientos ilegales, existen en esta fecha hay márgenes de torrenteras y cuencas y eso definitivamente es ilegal, es una de las principales causas de los desastres que ahora estamos vivimos”, manifestó.

Una tercera medida se refiere a la reforestación que será “intensa e inmediata”, a cuya tarea aportará la Cámara Forestal que anunció que facilitará técnicos para el relevamiento forestal de las cuencas como también donará plantines para la estabilización de los suelos.

Por otro lado, la presidenta Jeanine Añez resaltó la información recibida de los ingenieros del antiguo Programa de Manejo Integral de Cuencas (Promic) que sirvió para definir medidas a corto y largo plazo.

Anunció también que la Agropecuaria del Oriente (CAO) donará alimentos para las más de 300 familias afectadas, fundamentalmente raciones secas de primera necesidad.

Para la Jefa de Estado los damnificados no quedarán solos porque se trabajará en medidas que ayuden a superar los daños inmediatos como también aquellos problemas estructurales, y anticipó que volverá a la zona de desastre las veces que sea necesario.