Murió Javier Ortuño, el dirigente “más campeón” con la Academia

 Javier Ortuño, uno de los dirigentes más representativos de Bolívar, murió ayer  a los 79 años, víctima de una enfermedad  terminal.

Nació en Luribay, La Paz,  el 11 de diciembre de 1939. Fue dirigente de la Academia por casi 55 años. Formó parte del directorio celeste desde 1964,  invitado por   el sacerdote Luis Vera.

Sus amigos lo recuerdan como el hombre que  negociaba  la llegada de grandes figuras  del balompié   nacional y de la mejor versión de Bolívar.  Apegado a la escuela de Mario Mercado, los que lo conocieron cuentan que colaboró para que la Academia cuente con      Erwin Sánchez, Marco  Etcheverry, Julio César Baldivieso,  Fernando Ochoaizpur, William Ramallo, Leonel Trucco y    Ramiro Castillo. 

 Ortuño fue integrante del directorio que inició la campaña “Operación Retorno”. Es recordado por Lothar Kerscher,  miembro del Tribunal de Honor de Bolívar,  como uno de los pocos dirigentes que “aman el fúbol y a su institución”.

“Me acuerdo del directorio original cuando ingresé al fútbol. Había personas que realmente anteponían para bien o mal la institución, Javier era uno de ellos”, contó  Kerscher.   

Ortuño se caracterizó  por su apoyo incondicional, su tenacidad, su perseverancia y su buen carácter. Así lo describió el presidente de  Bolívar, Guido Loayza, quien  aseguró que  se sentirá su ausencia en cada partido.

    “Todos los domingos nos sentábamos en  el mismo sector,  uno detrás de otro, comentábamos los partidos,  y hemos sentido su  ausencia los últimos partidos”, manifestó.

 El bolivarista

   Los que lo conocieron aseguran que Ortuño decía que “lo que más adoro en la vida es: Bolívar, mi esposa y mis hijos”. 

 Ortuño fue uno de los directivos  más ganadores, al lado de Luis Eduardo Siles, Mario Mercado Vaca Guzmán, Jorge Lonsdale, Luis Mercado, Mauro Cuéllar y el actual presidente Loayza. Logró levantar 21 títulos de los 28 que tiene la Academia. El puesto más alto al que llegó fue como vicepresidente del club de Tembladerani.

Ortuño estuvo en todo momento con su Bolívar, cuando los celestes descendieron,  cuando se jugó la final de la Copa Sudamericana y la semifinal de la Copa Libertadores.

“En el  fútbol dicen que no entra la pelota o algo, él estará ahí, ayudando a su Bolívar como siempre, él se ha ido como el más campeón de todos. Si uno hace estadísticas,  es el más campeón. Empezó en 1964, son más de 50 años que  ha estado con todos los jugadores, con todos los presidentes, es  el que más veces ha salido campeón” , opinó  su hijo Javier Ortuño. 

 La dirigencia celeste declaró duelo de siete días. Loayza aseguró que cuando jueguen en condición de local se rendirá homenaje en el estadio.

 Entre tristeza y  nostalgia la familia celeste le dará el último adiós  a su dirigente. 

“El deseo en vida de  Javier era ver el estadio de Bolívar;  no lo pudo ver, ojalá yo lo pueda ver en vida y cuando me vaya le voy a transmitir a Javier y a  Mario”, concluyó Kerscher, entre lágrimas.